La Homeopatía es un método terapéutico desarrollado tras una rigurosa observación clínica por un médico alemán, el Dr. C. S. HAHNEMANN (1775-1843). El Dr. Hahnemann pudo constatar el fenómeno natural consistente en que: una sustancia farmacológicamente activa es capaz de producir, a dosis tóxicas o subtóxicas, una serie de síntomas que pueden curarse con esa misma sustancia pero a dosis mínimas o infinitesimales administradas según unas determinadas reglas. 


Aunque ya se tenían noticias desde los tiempos de Hipócrates (siglo 5º a.C.), fue Hahnemann quien, a finales del siglo XVIII, impulsó la homeopatía y enunció los principios para la preparación y administración de los medicamentos homeopáticos. Los médicos homeópatas hacemos el diagnóstico mediante hª clínica y examen físico. A partir de aquí, el tratamiento individualizado se buscará teniendo en cuenta no sólo los síntomas físicos, sino también los mentales o psíquicos. 


"Podemos utilizar todos los procedimientos complementarios de la medicina actual, pero siempre desde un punto de vista médico homeopático, intentando promover la capacidad de autocuración que tiene el cuerpo".


La homeopatía es eficaz para prevenir y tratar tanto enfermedades agudas (gripe, tos, diarrea, crisis de migraña, contusiones etc.) como crónicas (alergia, dermatitis, asma, afecciones reumáticas, ansiedad etc.), en infecciones de repetición (garganta, oídos, ginecológicas, urinarias….), e incluso, en cuidados paliativos (control de síntomas como dolor o estreñimiento y alivio de efectos secundarios como las nauseas de la quimioterapia)


En la homeopatía, especialmente con enfermedades crónicas, el objetivo es ir más allá del alivio de los síntomas que van apareciendo. Se busca ayudar al paciente a restablecer globalmente su equilibrio natural. El médico homeópata tendrá en cuenta durante la consulta, además de los síntomas o problemas de salud que presenta el paciente, su constitución física y su forma de reaccionar y sensaciones frente a la enfermedad, además de factores de mejoría o de empeoramiento. Por eso se dice que el tratamiento homeopático es más individualizado.


Además, estos medicamentos tienen la ventaja de que no presentan contraindicaciones, interacciones medicamentosas ni efectos adversos relevantes relacionados con la toma del medicamento, por lo que se recomiendan habitualmente para todo tipo de pacientes, incluso niños, embarazadas y enfermos polimedicados.

Según el caso, estos medicamentos se utilizan solos, en exclusiva, o combinados con otros tratamientos, pero sobre todo en enfermedades crónicas. En este caso la utilización de los tratamientos homeopáticos asociados a los convencionales, permite bajo supervisión del especialista, reducir la medicación convencional y sus efectos secundarios.


Como cualquier otro medicamento, los medicamentos homeopáticos son de venta exclusiva en farmacias. En España, igual que en el resto de países de la Unión Europea se encuentra dentro de la Ley del Medicamento desde el 2006 y anteriormente desde 1990. Se considera un acto médico. Los medicamentos homeopáticos, como cualquier otro, son prescritos por médicos y dispensados por farmacéuticos.


Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted